Y fueron...

Publicado en por Aldea Global

... 60.000 béticos en la manifestación contra Lopera... No hacen falta más comentarios.

Por otro lado, las recientes "inversiones" del nuevo presidente del Real Madrid han impactado en el mundo del fútbol y han salpicado la actualidad mundial. Desde políticos de todo el mundo hasta defensores del medio ambiente han puesto su grito en el cielo por la actuación del presidente blanco.

Más de 150 millones de euros en una semana se ha gastado el susodicho en el fichaje de 2 futbolistas. En una sola semana de mandato. Ése es el modelo futbolístico que propone, basado en una fortaleza económica que escasea en estos tiempos.

Mientras millones de españoles están en paro, cientos de miles  tienen serias dificultades económicas y casi ninguno de ellos puede acceder a un préstamo,  ya sea para acceder a una vivienda lo más digna posible, o para emprender una iniciativa empresarial que les saque del bache en el que se encuentran, mientras todo eso ocurre, resulta que el Banco Santander (BSCH) y Caja Madrid conceden sendos préstamos de 150 y de 75 millones de euros respectavimamente a un club de fútbol para que éste se redima de una espantosa temporada y una humillante derrota ante su archienemigo culé.

Maldita Constitución... No todos somos iguales. Ni tú ni yo somos el presidente de la mayor constructora de España y una de las primeras a nivel mundial ni del club más poderoso del universo balonpédico. Florentino Pérez es el Dios madridista, al menos eso parece (ya lo decía un tal Butragueño). Para mí parece más bien un Cacique de la era imperialista que pretende un mundo a sus pies a base de talonario.

Tampoco se queda atrás la hipocresía creciente en la acera de enfrente. Un universo culé que rasga sus vestiduras ante la actitud blanca, como si el verano pasado no hubieran gastado 65 millones de euros en fichajes (con magnífico resultado). No se le escapa a nadie que enmascaran el miedo de perder alguna de sus estrellas.

Y, ¿dónde está el fútbol en todo esto?, ¿dónde el deporte?. Al final se olvida el propósito que nos pone delante del televisor cada domingo y se politiza todo. Ni deporte ni futbol ni pasión. Ya sólo quedan vestigios de fútbol en algunos recreos de algunos colegios. Ahí es donde aún queda algo. O en mi calle cuando era pequeño, aunque ya ni eso. Lo otro, lo de los contratos millonarios, eso es otra cosa.

Pero volveremos el domingo al televisor.

Etiquetado en reflexion

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

sergio 06/16/2009 23:11

¿a qué hora echan el betis?