La melodía

Publicado en por Aldea Global

Aún queda mucho por vivir. La vida fluye incansable como una melodía en el pentagrama, a veces allegro, a veces piano. Ese silencio, en ese momento, es clave, no lo rompas entonces, ni lo rompas ahora. Deja que suenen las notas, las que se tocan, pero sobre todo, las que no se tocan.

Cada instrumento cuenta, ¡no me subestimes tan pronto! Soy el compás del último instrumento que suena, ¿crees que sin mí sonaría igual?. Sería aconsejable que de vez en cuando cierres los ojos y escuches lo que suena, si es que suena. Metido en mi burbuja también se ve la vida pasar, pero no puedo tocarla.

La humanidad ha demostrado con creces su incultura musical. Envidia, avaricia y odio son las razones de que se asiente otro tipo de música que, generalmente, no es la que te gusta a tí ni me gusta a mí. Y, ¿no podemos hacer nada? Como se dice al principio, yo sigo escuchando mi melodía y de momento, que siga sonando...

¡Y como me gusta que estés tu aquí conmigo escuchando!

Etiquetado en reflexion

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Alborada 11/25/2009 04:25


Me encanto!!!