Felices Compras y Próspera Cuesta de enero

Publicado en por Aldea Global

El mundo se rompe. Trás esta frase, que podría firmar el propio José María Aznar en su mayores delirios de grandeza se esconde una profunda decepción ante la existencia y el ser humano.

¿En qué nos estamos conviertiendo?. Hoy día a nadie le sorprende que una mujer tenga que arriesgar su vida con una huelga de hambre para poder volver a su pueblo con su familia. O que una panda de trajeados chaqueteros se jueguen nuestro futuro en Copenhague y el acuerdo al que lleguen sea: "Sí sí, reducir cotaminación, claro claro...pero me viene mal firmarlo".

Con respecto a lo primero, me quito el sombrero ante Aminatu Haidar, una mujer que con su resistencia pacífica e inquebrantable ha tenido en jaque a las "naciones" que se la pasaban de mano en mano como una patata caliente. Ya es hora de que algunos dirigentes se den cuenta de que no se puede jugar así con la gente. Detrás de cada persona hay una vida, casi siempre incomprendida, que suma su alma a la de su pueblo. ¿Por qué nos empeñamos en poner barreras a la lbertad?. "Tú" país no es tuyo, ni de nadie. La Tierra es libre o debería serlo. Sobran lineas en los mapas.

Con respecto a lo segundo, esa gran farsa internacional en la que las grandes empresas están tan bien representadas y los ciudadanos tan mal defendidos. Ya nada importa, la insensibilidad humana nos envuelve cada vez más. Mucho ruido y pocas nueces. NO nos coje de sorpresa (¿kioto?). Ya no confío en ninguno de vosotros, nunca me representais ni a mi ni a ninguno de los míos. Prefiero la absoluta indefensión a tu falsa lisonja de defensor del pueblo...¿de qué pueblo? La tierra se muere y nuestra es la culpa. Si seguís ganando dinero a su costa, pronto no tendremos nada. No os mereceís el suelo que pisáis, ni la confianza de la gente que os vota.

Ahora que se acercan las Navidades, todo el mundo quiere ser feliz y bondadoso, aunque lo único que consigue la mayoría es ser pedante y baboso. Todos los problemas parecen desaparecer y desde todos los frentes posibles te recuerdan tu deber de tener que gastarte tus escasos recursos en las más estúpidos e innecesarios lujos que nos meten por los ojos sin que lo pidamos. Claro, por lo visto, tenemos que alentar el Consumo...

Algo tiene que cambiar. Mientras, 1 de cada 6 personas en el mundo no sabe si va a comer hoy. Millones de personas han tenido que ser refujiadas en condiciones inhumanas lejos de sus tierras y cada vez con más frecuencia la Naturaleza azota nuestras conciencias con numerosos desastres. Pero nosotros iremos de compras, que aunque sea domingo, están las tiendas abiertas. Eso es lo que importa. No por nada, estamos en Navidad.

yanquigohome

Etiquetado en actualidad

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post